Rda. San Ramón, 149-151 Local 2 08830 Sant Boi de Llobregat - Barcelona

Parquets laminados


Los pavimentos flotantes presentan la ventaja de poderse instalar sobre otros suelos o pavimentos sin necesidad de demoler el pavimento preexistente ( 1 ). Tan solo se tiene que extender una capa de espuma o caucho para eliminar pequeñas irregularidades sobre la superficie, que ha de ser lisa y estar nivelada ( 2 ). Por este motivo es el tipo de suelo más utilizado en reformas. Al no estar solidarizados con el forjado, también tienen buenas propiedades acústicas a los ruidos de impacto, como los producidos por los tacones, pues este tipo de ruidos se transmiten por la vibración de la estructura.


Es común en los distintos modelos, su buen comportamiento frente a la humedad y las torsiones por cambios de temperatura. Su instalación actual común es el sistema clic, donde las pieza se unen de manera sólida, sin necesidad de adhesivos.


 (1) - Efectivamente se puede instalar sobre casi cualquier pavimento, pero se recomienda, por motivos de seguridad, higiene y estética, quitar, si es posible el pavimento anterior.

 (2)- La instalación de tarima flotante, no soportará un desnivel superior 1 cm, aun recurriendo a cartones y telas. El desnivel afectará negativamente la vida útil de la tarima flotante.


 Se compone de varias capas, normalmente de derivados de la madera, siendo la última capa un compuesto sintético que puede variar de composición, pero que generalmente es un compuesto de resinas de melamina a alta presión, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso a otros materiales. Existe un gran mercado de este producto, con gran cantidad de estilos, formatos, colores y texturas disponibles, existiendo imitaciones de prácticamente todas las maderas naturales (Roble, Haya, Ipe), así como de piedra o cerámicas. También se comercializan acabados con relieves, ya que ciertas marcas ofrecen un acabado rústico. El grosor total de la pieza suele ser de entre 7 y 12 mm.


Imita muy bien a la madera y ha ganado popularidad en los últimos 20 años debido a lo sencillo de su mantenimiento y, sobre todo, a su precio, mucho más económico.


El pavimento laminado o,estratificado o sintético puede estar garantizada, por norma general, desde 10 años hasta 35 años. Está recomendada para zonas de alto tránsito en el hogar o local, así como para zonas húmedas. La composición laminada del producto le permite resistir mejor las tensiones de deformación, y el acabado sintético es más duro que la madera, por lo que resiste mejor los arañazos y los tacones. También reacciona mejor a las manchas, y los laminados de alta gama incluso a las quemaduras de cigarrillos. Son especialmente populares en casas de familias con niños o mascotas. Existen pavimentos laminados con Base en PVC y superficie laminada especiales para contacto con agua, cocinas, y baños.


Click aquí para recibir más información y precio.